Un viaje a Colonia del Sacramento



Colonia es una ciudad llena de encanto que en muchos casos oficia como puerta de entrada para los turistas porteños, pues se encuentra frente a las costas de Buenos Aires. Yo fui una de estas turistas y Colonia me dio la bienvenida de una forma cálida, como un adelanto de todo lo lindo que iba a vivir en Uruguay.

Mi expectativa por visitar ese pueblo de casitas bajas era enorme. Soy fanática de las construcciones de época, de las flores, los colores en las paredes y las calles angostas y empedradas; y al menos en fotos, Colonia me demostraba todo eso. Para mí (no) sorpresa, fue así, aunque mucho más hermosa en vivo y en directo.

Parecerá cursi pero ni bien recorrí su centro histórico pensé en el chico que estaba conociendo, la relación que estaba empezando y que hoy es el famoso y nombrado #novio. Es que Colonia tiene brisas románticas y me generaron las ganas de estar caminando de la mano con alguien querido, de tomar unos mates mirando el atardecer. Me llené de cursilería y novelas rosas y más adelante, bastante después del viaje mochilero con mi amiga, sacamos unos pasajes con #novio para que le presentara ese lugar de cuento del que tanto le había hablado.

Colonia del Sacramento es Patrimonio de la Humanidad, declarado por la UNESCO, desde 1995. Esta medida fue para preservar el resultado de la fusión portuguesa con la española, tras la colonización.

Las calles del centro histórico tienen mucha historia, su plaza tiene placas e infografías sobre los restos estructurales que allí yacen y su utilidad en otras épocas. Lo más característico son sus calles de adoquines custodiadas por construcciones de colores tierra, los azulejos que indican sus nombres y las flores de colores por todos lados. Quizás la más fotografiada es la "Calle de los suspiros" por su nombre romántico.

Calle de los suspiros
La conclusión es que Colonia es un gran destino para parejas, para solitarios y para descansar con amigos. Es un lugar espectacular para sentarse a tomar mates en la plaza o a orillas del rio, para mirar el cielo, disfrutar la historia y la naturaleza.

¿Qué visitar en Colonia?

Centro histórico
Ya hablamos mucho de él y sin lugar a dudas es su atractivo principal. Está lleno de bares pintorescos y podes encontrar cosas muy extrañas como un auto antiguo convertido en maceta, con plantas y flores que salen desde su interior. No es muy extenso por lo que podes recorrerlo caminando, sin embargo, si te gusta andar en bici también es una buena opción.

Centro histórico
Faro
No es el más alto que vas a haber visto, mide 26 metros, pero se eleva en medio de los cimientos del antiguo Convento de San Francisco Xavier. Se puede acceder a su vista superior que oficia de mirador abonando una entrada nada costosa (perdí el registro de cuanto me costó). No es nada imperdible el subir, sí recomiendo ir a verlo.

Rambla
Es uno de los paseos más lindos: caminar por el borde del rio, apreciando la costa. Es extensa y llega hasta las playas, aunque no son muy lindas para bañarse, se puede disfrutar de un buen rato.

Vista desce una parte de la rambla
Feria de artesanos
Hay de todo tipo y aceptan moneda uruguaya y argentina.

Gran experiencia

Algo que me encantó hacer en mi segunda visita a Colonia fue alquilar una bicicleta. Nunca fui amiga de este medio de transporte tan lindo. Siempre me costó andar y mucho más si era entre autos, colectivos y motos. Novio me convenció y alquilamos una con la que fuimos rodando hasta la Plaza de Toros. Si bien no recomiendo mucho su visita ya que solo se puede ver por fuera y está bastante descuidada, el paseo es super recomendable. Llegamos a unas playas muy lindas con paradores, pasamos por unos bosques con parrillas públicas, nos encontramos con un cartel gigante de "COLONIA" en la rambla. Fue uno de los días más lindos sin lugar a dudas.

Plaza de Toros
Paseo en bici por la costa

¿Dónde dormir?

En mi primer viaje, mochilero y con amiga, me hospede en un hostel muy cercano al centro que se llama Celestino Hostel (Podes obtener un reembolso de USD 15 gracias a Booking, acá te cuento cómo). El lugar es muy lindo, tiene una terraza espectacular, cocina muy completa, baños compartidos por habitación (lo que hace que todo se más higiénico y cómodo), buen wifi y un riquísimo desayuno. Cabe destacar que Colonia es un lugar muy turístico y nosotras viajamos sin reservas en temporada alta, por lo que fue el lugar que encontramos con disponibilidad al mejor precio.

En mi segunda visita, con novio, buscamos un lugar un poco más intimo, bah, que no tuviéramos que compartir habitación. Esta vez reservamos por Airbnb en la casa de Sebastián (Podes obtener ARS$800 de descuento en tu primera reserva de Airbnb, acá te cuento cómo) La casa contaba con habitaciones compartidas y dos privadas en el patio. Es una casa HERMOSA, con un jardín muy lindo. Nuestra habitación era muy cómoda, tenía una cama grande y una más chica, heladera, ventilación; muy acogedora. Sus dueños, Sebastián y su mamá, son muy atentos y ofrecen un desayuno de cortesía super rico. Hay que tener en cuenta que tienen mascotas por lo que si no te gustan los animales, lo evitaría.

¿Dónde comer?

Hay mucha oferta gastronómica y mi gurú Tripadvisor siempre me lleva al lugar indicado.
Mis recomendaciones son:

- La Pascana
Es un lugar chico por lo que quizás haya que hacer fila para entrar pero vale la pena. La comida es EXCELENTE, sobre todo las pastas, aunque para los más arriesgados hay platos de cocina mundial. No es ni muy muy caro ni muy muy barato. Un termino medio.
Recomiendo los Raviolones capresse. 

- Bocadesanto
Está ubicado en una de las partes más lindas de la ciudad, frente a la muralla. Tiene un patio super lindo. Sus opciones son escasas ya que es una hamburguesería pero tiene una cerveza muy rica y buena atención.

¿Dónde NO comer?

Nuestro triste pancho
Quizás fue mala nuestra experiencia nada más, pero así como me gusta recomendar lugares en los que lo pasé bien, también me gusta ser sincera con los que no.
En mi viaje de mochila con amiga decidimos almorzar un pancho en Mercosur, un restaurante enorme ubicado en la avenida principal. Ocupa una esquina entera y tiene muchas promociones para extranjeros. Sin embargo al comprar para llevar nos indicaron que entonces las promociones no aplicaban para nosotras y la comida nos dejó mucho que desear. La salchicha tenía el tamaño de una de superpancho, super larga y finita, estaba fría y el pan parecía de salchicha de copetín, era más chico que la mitad de la salchicha. Nunca vimos algo tan gracioso. Pedimos condimentos (ketchup, mostaza, mayonesa) y nos dijeron que se cobraban aparte algo de 20 uruguayos 4 paquetitos. Nos fuimos muy triste con nuestra compra.

En fin, Colonia tiene MUCHO lindo y GRANDES espacios para disfrutar.
¿Por qué no te haces una escapada el fin de semana?









No hay comentarios.:

Publicar un comentario