Machu Picchu, maravilla del mundo

Cuando lo conocí a novio nos la pasábamos hablando de viajes (ahora también igual), pero al principio comparábamos los destinos soñados de cada uno, hasta llegamos a hacer una lista en conjunto de los pueblos, ciudades y países a los que queríamos ir juntos. Machu Picchu estaba primero a nivel prioridad para ambos.

Viajamos por otros tantos lugares antes pero finalmente, una mañana y por un impulso, yendo en un taxi a una reunión en un hospital de Buenos Aires, compré dos pasajes a Perú. Y ahí empezó la aventura de cumplir un sueño. 

Para los dos, la ciudadela inca significaba mucho. Era EL sueño de nuestra vida (ahora me tuve que buscar otro). Lo más lindo de todo es que era nuestro sueño por separado pero lo vivimos juntos.

Cuando empezamos a planear el viaje sentía que había mil cosas que teníamos que tener en cuenta. No terminaba de entender la modalidad del parque, cómo se sacaban las entradas, en qué horarios, cuáles eran las montañas. En fin, tenía una lista enorme de preguntas que a pesar de leer, no lograba terminar de aclarar. Ante esto empecé a usar mis redes sociales para conocer la experiencia de otros viajeros. Pregunté a mis cercanos si conocían gente que hubiera viajado, pedí teléfonos y desde el amor y la pasión por conocer el mundo, entablé conversaciones que me ayudaron a realizar todos los pasos para tener un gran viaje.
Verde y casi vacío / mayo es un mes ideal

Acá voy a intentar contarles mi experiencia y la información que recopilé. En sí, no es tan complicado como parece cuando ingresas a todas las webs, pero siempre está bueno saber un poquito más.

¿Cuándo ir?

Entre abril y octubre son los meses ideales debido a que el resto del año las precipitaciones pueden impedir o perjudicar la visita. Mi viaje fue en mayo y considero que fue un mes ideal ya que la vegetación seguía florecida y verde, y la época de turismo europeo y asiático, considerada a partir de junio, no había comenzado por lo que la cantidad de gente era menor.
Seguramente participar de la fiesta del Inti Raymi debe ser hermoso pero la cantidad de visitantes ese día, nos dijeron, es el límite.

¿Cómo sacar la entrada?

Machu Picchu de frente y la montaña Huayna en el fondo
Lo más importante es CUÁNDO. Cuanto antes la saques mejor, tené en cuenta que hay cupos de ingreso por día. Podés comprar tu boleto mediante agencias de turismo o con una tarjeta de crédito de forma online desde la web. Es muy importante que lleves impreso el ticket ya que no sirve tenerlo en versión digital.

Al momento de elegir tu entrada vas a encontrar diferentes opciones:
  1. Machu Picchu solo
  2. Machu Picchu + Huayna
  3. Machu Picchu + Montaña
  4. Machu Picchu + Museo

1. Este ticket te asegura la entrada únicamente a la ciudadela.
2. Este ticket te asegura entrada a la ciudadela y a la montaña que aparece en todas las fotos tras las ruinas. Es el ticket más solicitado por lo que debés reservarlo con mucho tiempo de antelación. Nosotros no conseguimos lugar y compramos la de la Montaña Machu pero no la subimos.
3. Este ticket te asegura la entrada a la ciudadela y a la Montaña Machu que dicen, ofrece una vista panorámica de la cordillera de los andes peruana, no se ven con claridad las ruinas desde lo alto debido a la distancia a la que se encuentra y si bien requiere menos destreza ya que su camino es bastante llano, su distancia hasta la cima es mucho mayor a la del Huayna y requiere resistencia.
4. Como el nombre lo indica, permite el ingreso a la ciudadela y al museo que contiene objetos encontrados en diferentes excavaciones e investigaciones de las ruinas.

Por otro lado vas a tener que indicar en que turno realizar la visita. Son dos las opciones: mañana o tarde.

Mi recomendación es el de la tarde, a menos que hagas montaña, ya que al estar tan alto, las nubes no dejan ver con claridad el paisaje hasta que amanece. 
Mi boleto era del grupo 2 con montaña, eso quería decir que tenía tiempo de ingresar hasta las 11 de la mañana. Hasta junio 2018 te permitían ingresar dos veces al sitio con el mismo ticket, por lo que mi primer ingreso fue con un guía turístico que nos contó la historia del lugar y la segunda entrada la aproveché para ir hasta el Puente del Inca y recorrer las partes de la ciudadela a las que no había ido con el guía. Creo que fue una gran decisión y lo recomiendo absolutamente.

Dónde queda y cómo llegar

Las ruinas quedan muy cerca de Aguas Calientes, un pueblo también conocido como Machu Picchu Pueblo. Para llegar hasta allí hay diferentes alternativas: el tren, la caminata desde la hidroeléctrica o el camino del inca, son los más conocidos. 

El tren nos parecía muy caro. Seguramente es bellísimo ver desde la ventana los paisajes y por lo que se ve en fotos es lujoso, pero a conversión de divisas, se nos iba el presupuesto en los tickets. De todas formas es lo más recomendado en caso de no tener buena resistencia física ya que aunque la caminata de la hidroeléctrica no es difícil, si puede resultar cansadora. Acá pueden ver los precios, horarios y destinos de los trenes.

El camino del inca, por su parte, es muy recomendado. Todo el que lo realiza dice que es una experiencia única en la vida, que es increíble. Su desventaja es la cantidad de días que conlleva. Nosotros íbamos a recorrer otros lugares de Perú por lo que preferíamos una opción más corta y dejar este programa para otra oportunidad. Todas las agencias de Cuzco ofrecen el tour y también se puede contratar online con anticipación.

Camino a Aguas Calientes
En cuanto a nuestra opción, la caminata de la hidroeléctrica, fue una buena experiencia pero con algunos puntos a tener en cuenta. Contratamos la combi en Cuzco. Sobre Av. del Sol y los alrededores de la plaza de armas hay muchas empresas de turismo que ofrecen el servicio para una noche o para dos noches. Nosotros viajamos con WM Explorers, ubicado en Av. del Sol, cerca de la municipalidad, para dos noches por 50 S/ cada uno. A pesar de que este precio es económico, no recomiendo ni un poco esta agencia. En Tripadvisor pueden leer mi reseña y la de otros tantos viajeros que vivieron la misma experiencia.

En fin, luego de una gran travesía de 6 horas en combi llegamos a la hidroeléctrica. Desde allí el camino es bastante intuitivo. Hay que seguir las vías del tren hasta llegar a Aguas Calientes. Son aproximadamente 3 horas de caminata. En medio del camino hay atajos en subida por la montaña que no están nada mal. El paisaje es hermoso, ceja de selva, recomiendo absolutamente esta opción. PERO... si elegís esto, también te recomiendo que te quedes una noche más en Aguas Calientes. Es decir, andá un día antes de tu entrada a Machu Picchu, descansá, subí al día siguiente, disfrutá, caminá mucho en la ciudadela, bajá, dormí y al día siguiente regresá por el mismo camino a la Hidroeléctrica por la mañana.

Si nos enfocamos en las ruinas en sí hay dos opciones para llegar: caminando o en un bus que cuesta 10 usd por persona y sale desde la entrada del pueblo. El pasaje se compra en el momento en una casilla a 20 metros del lugar de partida. Nosotros decidimos subir en bus a pesar del costo así evitábamos llegar cansados y podíamos disfrutar con más energía nuestras horas en la ciudadela. A la vuelta bajamos caminando y definitivamente no nos arrepentimos de la decisión que tomamos. El camino es muy cansador de bajada así que de subida debe ser el doble. Son todos escalones por medio de la montaña, sin duda vale la pena hacerlo en alguno de los dos trayectos pero mejor a la vuelta, cuando la energía fue puesta en el objetivo principal.

¿Guía sí o no?

Esto depende mucho del tipo de viajero que seas. Si tu objetivo es sacar la icónica foto entonces no hace falta que contrates un guía. En muchos lugares indican que es obligatorio pero la realidad es que no hay control al respecto.
Si tu finalidad es, además del turismo, conocer la historia del lugar entonces te recomiendo absolutamente la experiencia de recorrer con un guía local el lugar. En mi caso elegí un grupo pequeño y pude disfrutar de la sabiduría de la persona que me tocó.

Desmitificando

Hay mucha información diversa al respecto y voy a aclarar algunos puntos que a mi me parecen importantes.

  • Sí, solamente hay baño en el ingreso y si salís perdes tu chance de volver a entrar.
  • En el ingreso hay un guardarropas muy económico por si no querés cargar con mochilas.
  • Técnicamente no se puede comer pero he visto mucha gente haciéndolo con cautela.
  • No revisan tu mochila.
  • Podés ingresar tu selfie stick.
  • Podés ingresar agua.
  • Es muy necesario que lleves protector solar y un gorro.
  • Podés realizar el sendero como sea de tu interés y volver a pasar por alguna zona que ya visitaste cuando haces la visita libre, sin guía. 
Respetando

Ahora, por amor a la historia, pido respeto. Hubo dos acontecimientos que perjudicaron el parque: la filmación de una publicidad de una cerveza y la visita de los reyes de España. En esas dos ocasiones se dañaron piezas históricas por el descuido. Y no hace falta un helicóptero o una maquinaria para provocar consecuencias en lo que tenemos al rededor. Por favor, cuando visites el lugar pensá en los años que lleva ahí, en su duración y perfección. No realices ningún acto que pueda perjudicar o modificar las cosas. No escribas muros, paredes ni pisos. No arranques ni pises el pasto de las terrazas con acceso prohibido. No sobrepases los cordones de límites, muchos están puestos debido al deterioro de las construcciones y podes causar un mal al lugar y poner en peligro tu vida. No tomes el agua de las cascadas. No molestes a los animales. No tomes piedras del lugar ni arranques hojas de las plantas. No arrojes papeles ni residuos. No ensucies. 
Es un lugar sagrado y hay que tratarlo como tal. Nosotros somos los visitantes y debemos adaptarnos al entorno.

Dato color

Como souvenir te podés llevar un hermoso sello en tu pasaporte. Es gratis y se encuentra a la salida del parque.

Aguas Calientes

El río y los pintorescos puentes de Aguas Calientes
Ahora enfoquemonos en el pueblo que se encuentra a sus pies. Estéticamente me recordó mucho a Iruya y el camino a San Isidro en el norte de Argentina.
Calles empinadas, un río por un costado y vías del tren por el otro. 
Su plaza principal es muy pintoresca, tomé el desayuno una mañana en un balcón de un restaurante y disfruté mucho el encanto del lugar.
También cuenta con un gran mercado de artesanías, realmente es muy grande.
Un poco en las afueras se encuentran las termas a las que ibamos a ir pero debido a los comentarios que hicieron varios turistas en Tripadvisor decidimos destinar el tiempo en otra cosa.

En cuanto a nuestro hospedaje, fue un hotel muy lindo reservado por AirBnB que se llama MachuPiccchu Guest House. Nos parecía importante, por la salud de novio y por el desgaste físico que iba a implicarnos Machu Picchu, alojarnos en un lugar cómodo, con agua caliente asegurada y un buen desayuno que nos de energía. Sin duda, elegimos bien. 
Si tenés ganas de probar el mismo lugar, acordate que acá podes obtener un descuento de $800 en AirBnB y acá encontrás el link directo al hospedaje. Tienen habitaciones privadas y compartidas.

Para comer, Tasty Machu Picchu es una gran opción. Tiene variedades de comidas a buen precio y la atención es excelente.
En cuanto a comprar cosas en almacenes como agua, fruta o galletitas; o artesanías; recordá siempre caminar y preguntar en varios lugares primero o regatear. Aguas Calientes es un lugar que vive del turismo y nada tiene precio real, todo valor es puesto en el momento en que te ven o notan tu acento. Me han ofrecido la misma botella de agua por 10 s/, 5 s/ y 3 s/. Por eso, siempre preguntá primero.

Síntesis

Machu Picchu es uno de los lugares a los que todo el mundo debería tener acceso al menos una vez en su vida. Si nunca fuiste y está entre tus planes a futuro, te propongo que ahorres y lo hagas cuanto antes. Vale cada minuto de tiempo y cada moneda gastada. Además hay ciertos rumores que dicen que dentro de unos no tantos años el ingreso se va a ir restringiendo cada vez más a los turistas, por eso, ¿qué estás esperando?






No hay comentarios.:

Publicar un comentario